¿Qué deben incluir las marcas en su estrategia de marketing para los millennials y generación z?

millenials

¿Qué deben incluir las marcas en su estrategia de marketing para los millennials y generación z?

millenials

Aunque son diferentes, ciertos elementos se convierten en cuestiones transversales.

Comprender a los usuarios más jóvenes se ha convertido, en los últimos tiempos, en una de esas cruces que los responsables de marketing de las empresas tienen que cargar. Los millennials se convirtieron en su obsesión porque no lograban saber qué importaba para ellos y, cuando parecía que habían asumido de qué iba todo aquello, aparecieron los miembros de la Generación Z con nuevas exigencias, creencias y valores. Los millennials no son iguales a los Z, ni viceversa, lo que hace que los marketeros tengan que hacer un continuo trabajo de ajuste de lo que creen y de lo que saben sobre ellos.

Pero, aunque los dos grupos demográficos sean distintos, sí hay cuestiones en común entre unos y otros que ayudan a ver mejor las cosas. Las dos generaciones de jóvenes tienen ciertas expectativas y ciertos valores en común, que permiten comprenderlos en cierto modo de manera transversal.

Un estudio de Spotify ha intentado hacerlo y ha llegado a la conclusión de que esto es lo que funciona como elementos comunes en ambas demografías. Son, por tanto, los elementos que las marcas y las empresas deberían incluir en su estrategia de marketing sin lugar a dudas.

La importancia de los sentimientos

Es algo que tanto un grupo demográfico como otro tienen en común. Tanto los miembros de la Generación Z como los millennials no solo tienen muy claras sus emociones sino que también están muy dispuestos a hablar de ellas y a conectar con aquellos que se posicionan en el mismo terreno. De hecho, como concluyen en el estudio, la mitad de los encuestados reconoce que establece vínculos más fuertes cuando comparte emociones con los demás.

Las fronteras son borrosas

En las últimas décadas, se ha hablado mucho de globalización y de cómo las cosas tienen un atractivo que llega cada vez a más mercados y está menos limitado a un espacio concreto. El estudio de Spotify parte de la música, pero lo cierto es que la conclusión que alcanza en cómo consumen esos usuarios permite establecer una perspectiva general mucho más amplia.

Los consumidores millennials y Z escuchan más música internacional que otros grupos demográficos y un 40% de los encuestados asegura que se ve más como un “ciudadano global” que como un ciudadano del país que aparece en su pasaporte. Esto se puede aplicar a muchos más terrenos y a muchas más áreas. Estos consumidores ven las cosas de un modo mucho menos limitado y tienen a consumir de manera más global.

Lo que hace que consuman algo es cada vez más diverso y más amplio

O lo que es lo mismo: a los consumidores les encanta descubrir cosas y guiarse por la vida digital, pero también reconocen que los caminos que siguen para encontrar cosas nuevas y consumir nuevos elementos incluye cada vez más cuestiones. Las influencias que impactan en sus decisiones de compra son cada vez más.

La política les interesa (y mucho)

Tras décadas de señalar que a los jóvenes no les interesa la política, o ese parecía el titular recurrente, los millennials y la Generación Z han demostrado que eso no es verdad ya. Estos dos grupos demográficos tienen en común que la política y los valores les importan y mucho. No solo siguen la actualidad política o tienen en cuenta las ideas y cómo afectan a su entorno, sino que además tienen expectativas cada vez más elevadas en este terreno.

Esto es importante para las marcas porque ellas son protagonistas de esas expectativas. Quieren que tengan valores y que se comprometan con las cosas. Un 68% reconoce que cree que las marcas deberían asociarse a valores más progresistas y hacerlo de forma clara.

Te puede interesar:

Publicidad en Whatsapp: los anuncios llegarán en 2020 a los estados